Saturday, December 15, 2012

25 - BENDITA MAMANDURRIA




No os olvidéis de ayudarnos a elegir los mejores textos de capítulos anteriores votando en la columna de la derecha ;-)

******

Anónimo

Añorando una MAMANDURRIA,
soñando ser un QUIRITE,
CANTINFLEANDO incoherentes RAPSODIAS,
desde mi humilde posición de ARREQUÍN,
en mi continuo deambular con un ciego.


Gabriel (El del Ferry)

Andaba como QUIRITE gozando su MAMANDURRIA feliz por la vida. Solamente le opacaba esa continua jarana su vieja, que como ARREQUÍN lo seguía a todas partes CANTINFLEANDOLE al oído la RAPSODIA de las virtudes morales.


Mela

Sonrió y suspiró emocionada, porque era descendiente de un QUIRITE y se sentía orgullosa de su rango.
Sonrió y suspiró encantada, porque finalizaba de regar a sus oídos con una RAPSODIA.
Sonrió y suspiró aliviada porque recibía una MAMANDURRIA desde que pudiera recordar.
Desdeñó y suspiró, soliviantada, al ver a su fiel ARREQUIN cuya sombra la seguía a donde quiera que fuese.
Lo despreciaba porque según la dama solo servía para CANTINFLEAR de un modo que la desesperaba profundamente.


Zeta

Enmudeció el QUIRITE, un esa ciudad romana todo era carmesí. Deseando liberar su MAMANDURRIA, poco permitida y siempre bien apreciada por él, rezó a su Dios. Parecía más bien una RAPSODIA intercalada con CANTINFLA. El único oyente fiel, su compañero y ARREQUÍN canino, desfalleció al instante.


Crysolidan

He aquí la historia
De un vate sin memoria:
Un misterioso ser humano,
Enigmático ciudadano romano
Que CANTINFLEA lo indecible
Jugando siempre a ser impredecible
Genial, inteligente e ilustre QUIRITE
Gustoso de que su psique se desgañite
Mientras crea su fantástica RAPSODIA:
Curiosa, fabulosa, atrevida y vivaz parodia
De un simple plebeyo tornado magno arlequín
A su vez, del anciano César guarda y ARREQUÍN
Todo el santo día tocando el clavecín y la bandurria
...Disfrutando esta idílica y bendita MAMANDURRIA


Nena Kosta

El QUIRITE Apolonio, ansioso por llegar a su destino, fustigó al ARREQUÍN sin piedad. Desorbitando la mirada, éste ganó velocidad y, con él, toda la recua.
Estaba pronta la hora de los laureles fruto de aquella RAPSODIA, compuesta en noche desvelada. ¡Despejen el camino! ¡No más burla ni mofa ni befa! Hasta el presente no había hecho más en la vida que CANTINFLEAR y vivir de la MAMANDURRIA, pero aquello ya era su infausto pasado.


Altafulla

Siempre fue un inútil vanidoso. Cuando jóvenes, ya despuntaba como engreído palabrero y con idénticas habilidades volví a encontrarle años más tarde. Ya estaba metido en política como prepotente ARREQUÍN de la recua pero seguía sin servir para llevar carga, presumía de QUIRITE democrático, aunque lo suyo era salir en la foto y CANTINFLEAR con las demagógicas consignas del partido y sus falsarias promesas. Seguro que hoy tiene una buena MAMANDURRIA, esperando que le dediquen una RAPSODIA. Ya es ministro.


Ivonne

Si me vieras, voy y vuelvo, giro sobre mí una y mil veces. Como ciego tanteando el verso, mirando sin ver. Por momentos, cual CANTIFLA de esquina, mi mente elabora incoherencias, palabras desnudas, palabras inertes. En ciertas ocasiones, te imagino QUIRITE, resuelto y listo. Mas en mi soledad, anadriega, secreta, se disuelven todas las RAPSODIAS, se seca la garganta y las manos mojadas lloran tu ausencia.
Mira, hay una pequeña y débil oscuridad, quizá ARREQUÍN, tú, en quien confío, y siento que mi trémulo cuerpo invoca arrullado, impregnado de MAMANDURRIA, desbocado en esta esta noche: no esperes líricas de poetisa, solamente escucha el murmullo lejano de unas palabras flacas, circulares, que te nombran y te recuerdan.

******

Saturday, December 8, 2012

24 - NI DOS, NI CUATRO, NI OCHO... ¡ARRIBA EL TOCOMOCHO!





No os olvidéis de ayudarnos a elegir el texto destacado de la semana (sí, esta vez se puede elegir más de una opción en la encuesta) ;-)

******

Ivonne (1)

En contraposición a la expresión latina "nada en demasía"..exclamó sublevado y lleno de ira:-Oye NANGO, ya no resisto que seas un TOCOMOCHO, de esos engañadores, que confunden la GLEBA con el billete.
Harto de MESAR los poquillos pelos que me restan, para que tú, y tu fabulosa pastraña malentiendan realidad en artificio.
Cállate, veré si el INCUNABLE que gustas romper, se salvará, luego de tantas centurias arropado como traste de escritorio.
Epa! epa..


Pioneer123

Se va a quedar calvo tanto MESAR el tonto del ÑANGO ese. Solo a él se le ocurre dar el billete del TOCOMOCHO en un libro INCUNABLE precioso, decia ,él para disimular. Ahora en la GLEBA de su casa ,se lamenta al descubrir que el libro valía mucho más que lo que sacó por el billete.


Gabriel (El del Ferry)

ÑANGO de años de trabajar en la GLEBA pasaba sus días sol tras sol arando, sembrando cuidando y cosechando, cosechando siempre poco. Una tarde de verano apareció un extraño que con una oratoria muy convincente le vendió un billete premiado que él atesoró como un INCUNABLE.
Vendió todo y se fue para la ciudad a cobrar su fortuna y a disfrutar de su nueva vida, lejos quedaban los sacrificios del trabajo del campo.
Resultó un TOCOMOCHO.
Tranquilo, nada de MESAR sus cabellos o lamentarse, volvió al campo a vengar ruin que lo había engañado.

Así, inconclusa, llegó esta historia a mi y así se las relato, me gusta pensar que encontró al estafador y vengó la estafa, pero no lo sé.


Altafulla

Éramos gente sencilla, trabajábamos la GLEBA cuando errar en la previsión del tiempo no quería decir un fin de semana incómodo, sino un año de pasar hambre. El ÑANGO aquel apareció en su motocicleta roja y con la vieja cancamusa del TOCOMOCHO levantó el valioso INCUNABLE que guardaba el tío Isidro heredado de sus mayores. Los muchachos reían cuando él MESABA sus escasos pelos al descubrir la engañifa mientras los mayores comentaban que había sido víctima de su propia avaricia.


Crysolidan

Teorema del ocho

Nena, llevo mucho tiempo dándole vueltas al mocho...
Haciendo eses cual estúpido birlocho medio pocho...
Hoy quiero contarte mi secreto, mi teorema del ocho

Ya lo sabes, yo soy el ÑANGO de veintiocho
El calavera que baila la rumba del calimocho
El flaco de la estampita y el TOCOMOCHO,
Vendiendo INCUNABLES del siglo dieciocho

Soy un santo varón, un apátrida sin alas, un alforrocho
Un bruto, un jarocho morocho más lúcido que chocho
Un jodido siervo de la GLEBA que todo lo escamocho

Sí, niña, hoy por fin cumplo los veintiocho,
Y te dedico esta rima, mi teorema del ocho
MESANDO dubitante mi barba de gocho,
Pensando en tus dulces labios de bizcocho

Y sí, quizá el número que te encandila es el sesentaiocho
Mas... súmale uno y haz que mi verso no acabe en ocho...
¡Verás flaca como yo por ti toda la santa noche trasnocho!


Ivonne (2)

El incunable que hallé en la guarida del soldado, expone así sus recuerdos..Una tarde en la GLEBA paterna escribí unos poemas a mi madre. No llores, de esta tierra verás crecer el olivo y no habrá remolino, ni TOCOMOCHO que te arrebate de aquí. Si la bravía sequía torne seco y dorado los pastos, no quiero verte triste, ni MESAR tus rizos.
Este ÑANGO, querendón te augura conserves tu mirada fresca y serena ante el imprevisto.
Mi sol y las estrellas luminosas te guíen siempre.

******

Saturday, December 1, 2012

23 - EL EPÓNIMO ANÓNIMO


No os olvidéis de ayudarnos a elegir los mejores textos de capítulos anteriores votando en la columna de la derecha ;-)

******

Altafulla

UFANO me levanté desnudo a poner más leña en la vieja estufa de fundición. ¡EUREKA!... Acababa de inventarme su nombre, Flor de los Andes, EPÓNIMO del yacimiento del irisado LAPISLÁZULI que adornaba su cuello. Con su JUBÓN enredado a nuestros pies, susurrábamos entre las sábanas revueltas y la sentí abrazada a mí, cálida, pesada, pegajosa y húmeda, con su cabeza descansando sobre mi pecho, sintiendo su acompasada respiración y el olor atabacado de su lacio pelo. Y volvimos al amor.


Karina Rubi

En el intento inútil de encontrar tu identidad UFANA, me pierdo por los valles de tu sombra inerte, camino perdida sobre las melodías de tu transparente memoria, escucho tu nombre en un eco eterno que nace de mi voz y me refugio en el soberbio JUBÓN que logré arrebatarte esa noche plateada antes de tu EPÓNIMA partida, no me aparto de esa joya étnica de LAPISLÁZULI que me obsequiaste bajo una luna de papel y en medio de un laberinto desértico... ¡EUREKA!... te veo reflejado en el espejo de mi alma.


Gabriel (El del Ferry)

EUREKA exclamó el ingeniero Álvarez. UFANO se arregló el JUBÓN, ya se imaginaba retratado para ocupar su lugar en el recinto de la academia de ciencias; ensayo una pose con el semblante alto, como mirando al futuro.

Hasta el EPÓNIMO ideó, los alvaros personificarían la magnitud de la nueva energía que acababa de confirmar y harían inmortal su trabajo de años.

Nunca se entero de que hacia tiempo que la electricidad era conocida y utilizada, ni se percató de que las bombillas que alumbraban su taller hacían uso de su descubrimiento.

Se quedó unos minutos mirando fijo su anillo de LAPISLÁZULI hasta que vino el enfermero a buscarlo para la terapia de electroshock (macabro uso de su nunca reconocido hallazgo)


Ojo humano

Trabajé el primer mes por un soñado anillo de plata con LAPIZLAZULI, joya EPÓNIMA de los atacameños.

El segundo mes por un JUBÓN añil, combinación perfecta. Me sentía UFANA, gloriosa, llena de vida.
¡EUREKA!, le gritaba al mundo.
Feliz, plena.


Nena Kosta

Estaba locamente enamorado de Selena, la de los ojos LAPISLÁZULI, esos que hacían juego con su nombre... azul intenso, vetas de estrellas y luz de luna. Su amor era apasionado, romántico, lánguido, ¿cómo podía ser así?
Esa noche la sorprendería bajo su balcón, a la antigua, con su JUBÓN tunero y una guitarra. Caminaría UFANO, rememorando su imagen bella. Recorrería aquella calleja, a quien alguien otorgó el EPÓNIMO de un lejano país y gritaría ¡EUREKA! cuando ella, su amada, entre trémulas lágrimas emocionadas, dejara caer una rosa roja a sus pies.


Mela

Tras años halló la cueva, tras tanto escalar, tras tanto perder...
Le concederían el EPÓNIMO porque él la había encontrado.
Y encontró algo más... un cofre ajado, deslucido, descolorido, polvoriento. Un JUBÓN de algún siglo pasado y un LAPISLÁZULI le aguardaban en su interior.
Gritó fuerte ¡EUREKA! y muy UFANO salió de la oscura cueva.
Le deslumbró la luz, estaba en la cumbre de la montaña y, sólo entonces, se dio cuenta de que en la cumbre quema el sol.


Crysolidan

Llevo días buscando mi chispa...
Hurgando en mi cajón de artista...
UFANO siguiendo la pista...
Del ladrón de mi canción

Dando vueltas como una ruleta...
Sudando el JUBÓN y la camiseta...
Persiguiendo al difunto poeta...
Rezando una sentida oración

Y es que, niña, ante ti me confieso:
Estoy seco, vacío... ¡más que tieso!
Bien sabes que ni mesías ni profeta
Soy sin mi dulce inspiración

Y así paso los días fugaces, y las inmensas noches...

Así...

Soñando con tus labios carmesí,
Tus ojos LAPISLÁZULI.
Tu mirada perpetua
Tu sonrisa
Tu ángel
Tu ser
¡Tú!


¡Tú!...
¡EUREKA!,
Tú eres mi musa
La suprema intrusa
La indubitable certeza
Mi EPÓNIMO de belleza
Mi diva, mi diosa, mi redención

...¡La fuente de toda mi inspiración!


Carmen

EUREKA! he aquí un bello JUBÓN, que luce mi UFANO rey, el que ha olvidado LAPIZLÁSULI, en el grito EUREKA de su EPÓNIMO ajuar.

******

Saturday, November 24, 2012

22 - LAS CRÓNICAS DEL CRÓNLECH


TRIMURTI
TAPACULO
VINCHUCA
MAÑA


Ayudadnos a elegir los mejores textos de capítulos anteriores votando en la encuesta de la columna de la derecha ;-)

******

Carmen

¿Dónde está la VINCHUCA?
En medio del CRÓNLECH, la VINCHUCA bailaba, en el ancho cielo TAPACULO giraba al compás de su giro.
VINCHUCA, muy señorona y de pocas MAÑAS, callaba y repetía:
-Fíjate que el sol se asoma por el este y dando un toque de calor, pinta de azul celeste los ríos y de verde la pradera. En la tarde, matiza la Luna y por la noche se disfraza de negro en las laderas blancas.
Sin embargo, mi mente se agita, sacude un TRIMURTI, sin comprender el lenguaje animal, me sobrelleva un aire melancólico de abandono a lo natural. No descifro, un remolino de ceguera entorpece mi andar.


Gabriel (El del Ferry)

A Brahma lo veía en todas las cosas, desde un imponente CRÓNLECH en Inglaterra hasta en un TAPACULO en vuelo, simpático pajarito que conoció en el primero de sus viajes a Chile, o incluso en una VINCHUCA. La acción de Visnú, menos evidente, se le aparecía a veces como la bondad las personas, una viejecita cariñosa que de joven lo cuidaba, un bañero que arriesgó su vida para salvar a unos turistas en una playa en Mar del Plata, o a veces como milagros inesperados, como cuando aquel balcón se desplomó sobre el hombre que amenazaba con disparar a la muchedumbre en un zoco de Marruecos. Shivá se le aparecia a menudo en las fuerzas naturales, la potencia de las Cataratas Victoria en Zimbabue, o en los terribles huracanes que visitan frecuentemente el Caribe.
Se entretenía buscando el TRIMURTI en sus largos viajes por el mundo. MAÑAS de viejo brahmán.


Ojo humano

Con MAÑA se dio a la tarea de invocar todas las deidades: Jahvéh, TRIMURTI, Alá, la Pachamama, el Pillán, todo. Una picada de VINCHUCA no es para la risa, menos si te encuentras solo, desangrándote en el desierto de Atacama, guarecido apenas entre cerros semejantes a un CRÓNLECH.
Esta vez los dioses decidieron su suerte. Para alegrar su fin, extrañamente un pequeño TAPACULO cantó acompañándolo en su último viaje. Sonrió al escucharlo, tal vez volvería a oírlo en otra dimensión.


Ivonne

VINCHUCA y TAPACULO entre valses y traviatas refrescaban curiosamente sus patitas en la oscuridad de sus sensibles cuerpos.
Vinchuca, rezaba e imploraba a los espíritus por su transmutación, Tapaculo arrepentido, sumiso y pálido no reconoció aquella metamorfosis.
Al salir el sol en el CRÓNLECH, nada quedaba de aquella cruenta escena. Solo espigas azules y una soledad embriagadora.
Dioses, TRIMURTI,deidades de la tierra y de los cielos! secuestros de almas inocentes..solo voces en eco,escuchaba en su habitación un carcelero que con MAÑA depositaba unos brebajes debajo la almohada.


Mela

El TAPACULO volaba agitado, veloz, y empecinado en buscar y capturar al VINCHUCA que había osado llamar su atención con el mayor de los descaros y despertarlo del mejor de sus sueños.
El insecto con MAÑA y la ayuda de los tres dioses que componen el TRIMURTI a quienes invocó, se ocultó en el CRÓNLECH donde se guareció rezando lo que sabía a la espera de que aquel pájaro enano pero, muy peligroso, se olvidara de su existencia.


Altafulla

Esperaban detener el samsara de nuevas reencarnaciones en sus miserables vidas. Habían emigrado desde el lejano Madrás hasta las llanuras de Salisbury, cerca del gran CRONLECH en la campiña inglesa. Desde el último solsticio invernal notaron como la violencia de la demoledora Shiva superaba con maliciosa MAÑA a las otras deidades del TRIMURTI y pronto los campos se cubrieron de gavanzos y escaramujos creciendo asilvestrados entre TAPACULOS llegados desde lejos con plagas de VINCHUCAS, upupas, garabitos cimarrones y pájaros ciegos.


Crysolidan

Desde la cima del menhir más alto del CRÓNLECH el sacerdote recita con MAÑA las palabras de una oscura letanía...


TRIste llanto de la noche
MURo de sombra arcana
TIerra del eterno reposo

Sacra tríada de umbría claridad... escucha mi voz en medio de este atronador silencio... hoy, en el ocaso más aciago invoco tu nombre... para que hagas mío tu carcaj divino y me concedas el poder de desatar una lluvia de VINCHUCAS sobre mis enemigos...

TRIpudio de muerte
MURmullo de venganza
TImbre de ultratumba

Sagrada trinidad, concédeme el don de invocar esta tromba de saetas divinas... más negra que la oscuridad, más roja que la sangre... tan densa que ni los frondosos TAPACULOS puedan protegerles de su punzante estoque de mística represalia...

TRIbuto del holocausto
MURciélago de devastación
TIzona degolladora...

Escucha tu nombre... aclamado por una miríada de voces malditas... ¡TRIMURTI!, ¡acude a mi llamada!, manifiéstate ante mí cual estantigua devoradora y aniquila a mis rivales con tu enjambre de flechas exterminadoras...”

******

Saturday, November 17, 2012

21 - EL ROMANCE DEL PROBOSCIDIO



******

Ojo humano

Ando DELICUESCENTE, dispersa, adolorida, como si me hubiera atropellado un PROBOSCIDIO
Pido ayuda y consejo,
-Tienes que hacer unas ASPERJADAS con el carnet-, me dice mi amiga S., recuerda que los años no pasan en vano. Y de REFILON, pide hora al galeno, tal vez la abulia sea una enfermedad contagiosa y no quiero contaminarme, prosigue.
No, señorita. Mi problema no es la galbana, sencillamente la inspiración me ha abandonado, ni siquiera me sirve una SINALEFA para recuperarla.
Ay.


Gabriel (El del Ferry)

Aquél PROBOSCIDIO oscuro
de REFILÓN me esperaba
para ASPERJARME de luna
y hacer mi noche mas larga

Y así canto o me lamento
por mi amargura y mi suerte
y ensayo estas SINALEFAS
de estrofas DELICUESCENTES

Malaya aquél paquidermo
me empapó toda la ropa
y ya me estoy despidiendo
porque estoy hecho una sopa


Nena Kosta

Aquél PROBOSCIDIO enorme, pesado y malencarado me miró de REFILÓN, yo creo que malintencionadamente. Una de dos: o me enviaba a Pekín de un certero trompazo o empezaba a ASPERJAR a diestra y siniestra hasta tumbarme. Me mantuve inmóvil, alerta, encadenando mentalmente SINALEFAS en forma de tacos muy malsonantes.
El miedo evaporó mi silenciosa bravuconería; no pude más que desear transformarme en un ser DELICUESCENTE como único medio de salir airoso de la situación.


Altafulla

Buscábamos el karma entre liturgias tántricas de gongs, mandalas y campanillas, entonábamos mantras con infinitas SINALEFAS o nos esforzábamos en el yoga. Cenábamos frutas de extraños sabores y después de ser ASPERJADOS con una flor de loto como hisopo, nos retirábamos de REFILON a la humilde cabaña. Al amanecer podíamos tocar la niebla y acariciar al viejo PROBOSCIDIO que venía a lamer la DELICUESCENTE sal que habíamos dejado sobre el poyo de la entrada. El nirvana seguía estando muy lejos.


Carmen

DELICUESCENTE es el amor fugaz, una pasión de REFILÓN que no sabe de sentimientos. Cabe pensar si tal SINALEFA inconclusa, volátil, será el destino de esta época, o si finalmente los seres amantes lograrán ASPERJAR los vacuos sentimentalismos.
Parece la epopeya de los héroes, pasaré en otro momento nuevamente.


Mela

El hombre de semblante triste, por su anatomía, mas bien se asemejaba a un PROBOSCIDIO, y era objeto de miradas de REFILÓN de crueles viandantes.
ASPERJAR a aquellos miserables, con tinta de calamar, hubiese querido la bella dama de cabello dorado, que ansiaba que su alma y la del hombre de semblante gris se unieran en una sola, enlazadas como SINALEFA.
¿O acaso el amor verdadero, apasionado y arrebatado no hallaba ubicación en esta época DELICUESCENTE?


Crysolidan

Observando de REFILÓN a su amada se hallaba el meditabundo PROBOSCIDIO, guardando las distancias y pensando en la forma de recuperar el corazón de su querida orejuda...

Aspirando con su trompa el agua de mil lagos, y ASPERJANDO después la linfa con intensa frustración, pasaba sus días el indeciso paquidermo buscando una abstrusa solución...

Cuando reunía suficiente coraje, se acercaba a ella una vez más, esperanzado... mas siempre se topaba con la misma mirada helada, carente de interés, y un gélido muro de DELICUESCENTE indiferencia...

¡Ah!... ¡tan enamorado estaba!, ¡tanto ansiaba volver a sentir en su probóscide la gruesa piel de su princesa!...que bramó y barritó por mil y una noches... hasta que al fin se durmió a los pies de su lanuda compañera...

...Y así, con la llegada del invierno, el bloque de hielo que hacía meses había atrapado a su amada en la última glaciación envolvió también al exhausto animal... fundiendo a ambos mamuts por siempre en un solo cuerpo de muda pasión... cual vibrantes sílabas unidas por una intensa y sempiterna SINALEFA...

******

Saturday, November 10, 2012

20 - TEORÍA DE LA BONHOMÍA



******

Altafulla

Miro mis manos sobre el teclado con los dedos retorcidos por la deformación de los huesos, pero aunque los jóvenes seamos cada día más viejos, nuestra BONHOMIA no puede entender a esos políticos de ojos amarillos que se prodigan estos días en los medios con distorsionadas PROSOPOPEYAS, necedades y hasta violentas PASTRAÑAS propias de necios. No hay que buscar ETIOLOGIAS complejas para entender la ABULIA de nuestra intención de voto, pero tampoco podemos quedarnos como gatos quietos bajo la lluvia.


Karina Rubi

La noche indeleble protege tu BONHOMÍA de las sutilezas del mal, escapas de la ABULIA con más de una sonrisa con sabor a pétalo infinito, que crece en el jardín de tu alma; los instantes se inmortalizan en tu mirada y una palabra basta para llegar a cada facción de tu rostro, invoco ahora ese momento en que tu beso fugaz llegó a mi mejilla y protegiéndolo de la PASTRAÑA del viento, lo cubrí con mi mano; la ETIOLOGÍA de la evaporación de mis miedos es tu cálida voz que sin PROSOPOPEYA alguna me abraza con su aroma a realidad.


Ivonne

Lamento no ver tu imagen de león en el perfil. La ETIOLOGÍA de sus ojos, esa mirada clara y nítida de BONHOMÍA en destellos estelares.
Claros y ondulados cabellos. Tramas y PROSOPOPEYAS animadas en sus inteligentes rasgos.
Me siento ABÚLICA con su falta, añoro las PASTRAÑAS de niño cómico y concentrado pintor.
¿Qué fue de ti?


Gabriel (El del Ferry)

Hace semanas que esta ABÚLICA. La ETIOLOGÍA es bien conocida, encontrar al infeliz de su novio con la ex-esposa, con quien luego se entero que seguía casado y viviendo como marido y mujer.
Ahora se explica las innumerables PASTRAÑAS que el desgraciado le inventaba como excusas para faltar a citas, para verla solo los días de semana a la tarde, para rehuir hablar de compromiso.
Y pensar que estaba que estaba enamorada de su integridad, de su transparencia y de su BONHOMÍA; ahora sabe que haber atribuido esas virtudes al cerdo aquel fue la mayor PROSOPOPEYA que ha cometido.


Ojo humano

La sangre de tu hermano clama, reprochó la voz.
Es una PASTRAÑA, una PROSOPOPEYA, ¿la sangre?, invención de mis sentidos, ¿acaso soy guarda de mi hermano?, gritó irritado.
Recordó la BONHOMÍA de Abel, su pureza, parecía saber la ETIOLOGÍA de sus actos, incluso aquel que se consumaría en el campo al que se sometió mansamente, casi con ABULIA.
Se detuvo junto a una fuente, cansado. Desde el fondo lo miraba un rostro furibundo con una marca profunda e indeleble.
Ahí supo que no estaba solo.


Ivonne

Ojalá tanta BONHOMÍA sea un poquito para mí.
No para mi ABULIA, sino para mi corazón enamorado.
Ojalá que esta PASTRSTRAÑA sea para mí.
La ETIOLOGÍA de mi alma la necesita,
y si fuera acaso una PROSOPOPEYA o una adivinación
milenaria escondida en el bosque del tiempo,
Ojalá fuera para mí.


Nena Kosta

Se advertía su BONHOMÍA al primer contacto y, al conocerle un poco, también su ABULIA. No sabía de qué le hablaba aquél galeno, pero presentía que todo era pura PASTRAÑA para tranquilizarle.
¿Que era necesario prestar más atención a la ETIOLOGÍA de sus males? ¿Que, en breve, el microscopio hablaría revelando no sé qué misterio? ¡Bueno, señor, déjese usted de PROSOPOPEYA que soy hombre sencillo, me duele el alma horrores y usted me quiere tomar el pelo.


Mela

"Que la luna reía cuando el sol lloraba, que las nubes corrían cuando el viento les susurraba" dijo el poeta.
Pero... los zotes, tardos, obtusos, y cortos de entendimiento tildaron de enredo, embuste o PASTRAÑA a lo que era una bella e inofensiva PROSOPOPEYA.
El poeta, persona afable, sencilla de carácter y de BONHOMÍA se sumergió en una profunda y oscura ABULIA, sabiéndose incomprendido.
El galeno de aquel pueblito, perdido en la sierra, quiso hallar la ETIOLOGÍA de tamaña melancolía.


Crysolidan

Día tras día te levantas...
Con esa misma sensación...
Pesada y omnipresente en el corazón...

La ABULIA te encadena...
La amargura te envenena...
La pobreza del mundo inunda tu alma en pena...

Cual retorcida enfermedad...
Buscas la ETIOLOGÍA de esta triste realidad...
Mas en ti está la clave para revertir esta sombría verdad...

¡Vamos!, no pierdas ni un segundo...
Abre tu puerta. Usa la llave del mundo...
No más PASTRAÑAS. Sé valiente. Muestra tu lado más profundo...

Abraza el calor de la BONHOMÍA...
Transmuta tu egocentrismo en filantropía...
En tus manos está. Haz que se haga realidad esta vibrante utopía...

Como el protagonista de una PROSOPOPEYA...
Planta cara a la oscuridad con tu propia estrella...
Actúa. No desistas. Persevera.Haz que tu luz brille cual rauda centella...

Pues bien sabes que a pesar del dolor, el vacío y la mella...
Con esfuerzo, sacrificio y buena voluntad puedes dejar huella...
Y lograr, por encima de toda adversidad... que la vida sea una y mil veces bella...

******

Saturday, November 3, 2012

19 - ASUBIANDO EN MEDIO DE LA TEMPESTAD...




******

Nena Kosta

El VATE escribía día y noche, pero de eso no podía comer y vivía en la más absoluta INOPIA. Caminaba rápido rumiando su mala suerte y se detuvo bajo un balcón para ASUBIAR de la pertinaz lluvia. Más tarde llegó a su sucio cuartucho; en la puerta le aguardaba el LATERO de su casero exigiéndole el alquiler del mes. Agobiado y desesperado, entró en el cuarto, cogió la PALANGANA y vertió todo su contenido en la despoblada calva del sorprendido hombre.


Gabriel (El del Ferry)

Los dos vivían en la INOPIA, compartían una pieza de alquiler que apenas si servía para ASUBIAR las lluvias. Ni lavabo tenia, se arreglaban con una PALANGANA de plástico para enjuagarse lo justo.
El más LATERO quería estudiar derecho. Y estudió, hoy es abogado.
El otro quería ser poeta, "un poeta recordado".
-Ser artista es cagarse de hambre- solía decirle su compañero.
Hoy es un prolífico VATE, lo demuestran sus bellos copiosos versos. Recordado o no el tiempo lo dirá.


Karina Rubi

Y la tarde arde en llamas clandestinas, se oyen los susurros de esos buitres LATEROS que logran apartar la INOPIA con sus melodías mediocres, se han escondido de sus secretos desde que pecaron y caminan insomnes por las laderas donde pueden ASUBIARSE de la plateada luz eterna de la luna que es la única inspiración de ese VATE desconocido que habita el lugar con una PALANGANA lista para llenarse de lágrimas descoloridas porque en silencio gritan el susurro melodioso de los buitres.


Mela

Hace bastantes años y algunos días, existió un rey que era tan LATERO que vivía en un continuo desasosiego.
Mandó llamar a un VATE y éste que desconocía ciencias como la futurología y que, por cierto, no era de su agrado el monarca, le auguró que no tardaría en caer en las garras de la más absoluta INOPIA. Hasta llegó a osar decirle que iba a ASUBIAR su corona de terribles borrascas debajo de una vulgar PALANGANA.


Eva Moreti

Atiborrado de palabras, el VATE despliega las palabras como un prestidigitador sus cartas. No le interesa la INOPIA o la riqueza, una choza o un palacio donde ASUBIAR sus huesos.
Vive entre los cerros de Los Andes, baila al son de las palabras, toma agua de lluvia en una PALANGANA, canta festivamente rasgueando su charango con habilidad. Los que hemos tenido la fortuna de escucharlo sostenemos: mejor es oír sagrados versos que mil discursos de políticos LATEROS en la capital.


Altafulla

De una extrema INOPIA de lluvias habíamos pasado a casi once meses de ininterrumpida garúa. Paraguas y chubasqueros para ASUBIAR y orinales, PALANGANAS, cubos y jofainas para recoger el agua de las goteras, se habían agotado en la comarca. El musgo ya cubría la parte baja de los aleros, y tanto ranas como babosas se paseaban por los despachos del ayuntamiento. Ajeno al problema, el ñoño VATE, sancirole, babanca, sandio y LATERO, seguía cantando con inoportuno desatino a las náyades.


Ojo humano

Abandonado a su suerte, el VATE vive en una INOPIA vergonzosa. Su aristocrática familia, condescendiente, le ha otorgado el derecho de una casita en la playa.
Como poeta (los versos no son muy rentables en el mundo moderno), sus bienes ascienden a unos trastos viejos y una PALANGANA para el aseo personal. Cuando llueve tiene que ASUBIAR en alguna casa vecina porque la suya es un verdadero colador.
En realidad, debemos reconocer que lo exiliaron por LATERO, eso de hablar en sonetos por todas partes, que “la poesía salvará el mundo” y que debemos vivir poéticamente…una impertinente utopía, dijeron sus hermanas.


Ericktng

La inerme INOPIA invadía las callejuelas de la ciudad. Se podía ver en las puertas de madera podrida y en las paredes de concreto erosionado por el paso del tiempo; las tejas de los techos se sostenían sólo con la gravedad. Los ubicuos baches, a modo de PALANGANAS, guardaban la lluvia de la noche anterior. Todo esto describía el VATE que una vez formó parte de aquella LATERA sociedad derrochadora. Ese día decidió alejarse de la ciudad. Ahora vivía ASUBIANDO en el silencio del campo.


Ivonne

Dos veces y sin saberlo, Don Agustín ASUBIANDO en la tempestad del campo de girasoles, capturó el quebranto de la calandria herida.
Recogió su alas, las untó con el líquido amarillento de las flores y la dejó reposar en la PALANGANA.
Por aquellos pagos, el más anciano lugareño era un VATE de piel rugosa y cejas gruesas, mago y poeta. En su humilde techo escribía presagios y a veces con la maestría de LATERO en vena, recitaba estrofas de un viejo libro que su discípulo le regaló.
Más la INOPIA que aquejaba en esas zonas de pesadumbre y calurosas tardes, no permitieron que jamás se conocieran. O sí..en las historias, sólo recortes de la historia.


Crysolidan

Tal y como el VATE predijo
ASUBIANDO en tu escondrijo,
Te encontré perdida en la INOPIA...

Tu cubil un auténtico revoltijo
Tu mirada un oscuro acertijo,
Difuso, vulgar y errático amasijo
De lo que hace tiempo fuiste...

¿Recuerdas?, “sé fuerte” me dijiste...
“Ponte en pie y borra esa desgana
Disuelve tus penas en esta PALANGANA
Haz que tu luz brille cual intensa resolana”

...Mas hoy te observo sin regocijo,
Moradora de la noche sin cobijo,
LATERA sin quehacer fijo
Con tu vida echa un crucifijo

Tal y como el VATE predijo
Llorando la desgracia de tu hijo,
Te encontré perdida en la INOPIA...

******

Saturday, October 27, 2012

18 - OBNOXIO REGRESO



******

Gabriel (El del Ferry)

El perpetuo intendente, Malvichini, era un garrulo con pocos modales y berretín de CARCUNDA. Por eso el pueblo se alegro cuando Molyman se postulo al cargo. Era un tipo macanudo, de ley.

La empresa era OBNOXIA. Malvichini era poderoso, sus influencias llegaban a todas partes.

Poco antes de las elecciones aparecieron en mi sastrería dos roperos bien vestidos, pensé que encargarían alguna prenda pero en vez de eso me amenazaron eficazmente para que "mejor no vaya a votar el domingo".

Tuve suerte, otros en vez de amenaza recibieron paliza. Algunos fueron embargados.

La peor parte la llevo Molyman, exactamente no se que le hicieron pero ya no habla con nadie. Se lo ve en la costanera, mugriento, durmiendo bajo una SIRINGA; apenas comiendo BODRIOS y sin mas ropaje que despojos de lindos pantalones, que yo le hice, y que ahora mas parecen GUAYUCOS.


Ivonne

Qué escándalo en la plaza, la CARCUNDA misteriosa agazapada en pliegues de tela destrazada olvidó su GUAYUCO en la tienda de San Juan.
Esta mujer es puro OBNOXIO, le dijo el agente a un niño que felizmente rozaba los sonidos suaves de una SIRINGA entre sus labios.
Inimaginable BODRIO aquella mañana entre subtes y silbatos de un urbano amanecer.


Ojo humano

Con el BODRIO de campaña que realizó para las elecciones municipales, el CARCUNDA tenía que perder, aunque peleó voto a voto expuesto a cualquier OBNOXIO. Confiado en sus dotes oratorias (y amatorias, aseguran las chismosas), ya tenía contratada la orquesta folklórica -SIRINGA incluida-, para la celebración. Aparte de la derrota hubo de someterse a pagar la apuesta con su contendor, pasearse en GUAYUCO por la plaza del pueblo a vista y paciencia de todos los aldeanos, incluida su ex mujer.


Mela

Me pregunto, sensatamente, por qué el CARCUNDA del vecino compró un perro... Al pobre animal le ha colocado un GUAYUCO y para saciar su hambre, únicamente le ofrece algún mal BODRIO.
¿Por qué no come él, el caldo de mendrugos rancios y verduras pasadas?
El SIRINGA del jardín corre un grave OBNOXIO... ¡Cualquier día el famélico perro se lo zampa! Y con toda la razón del mundo sería. Aunque más bien debiera zamparse al estreñido de su dueño.


Altafulla

Como su OBNOXIO cuerpo llagado atraía a todos los insectos, le cubrieron con un GUAYUCO y le tumbaron en una hamaca rodeada por una gasa mosquitera que pendía del dosel. Había casado cuatro veces y tenía tantos hijos que no conseguía recordar los nombres de las dos muchachas, una hacía sonar una pequeña SIRINGA y la otra portaba un cazo con un humeante BODRIO. Después de unos ruidosos sorbos, el último CARCUNDA exilado se durmió y nunca volvió a despertar.


Crysolidan

En esto que -tras 2 semanas desaparecido en tierras lejanas- estaba yo explorando ignotos parajes del remoto altiplano cuando de pronto escuché el subyugante sonido de una misteriosa SIRINGA...

...Atraído por tal fascinante melodía me acerqué a la formación rocosa de la que procedía... de pronto una cáfila de bárbaros en GUAYUCOS, portando lanzas y adargas emergieron de la nada y me rodearon en un abrir y cerrar de ojos...

Recordando que me encontraba en territorio de una temible tribu antropófaga e intuyendo el OBNOXIO periplo que me aguardaba traté de razonar con ellos:

"Gentiles amigos, yo saber mal, peor que BODRIO de ornitorrinco pedorrero con coscurro de pan ázimo..."

Y así respondió el jefe del clan, exhibiendo una sonrisa de oreja a oreja:

"Tranquilo paliducho... nosotros no comerte... no ser esa clase de tribu CARCUNDA... nosotros sólo rebanarte el occipucio y colgar tu cabeza como trofeo..." ;-)

******

Saturday, October 6, 2012

17 - RAPSODIA DEL COSCURRO SIN CURRO




******
Rosa Iglesias

Al tipo se le ve CAPITIDISMINUIDO, cabizbajo y sin cuerpo para nada.
La lluvia empapa el VULTO, sonrojado y áspero, con sotabarba de más de dos noches.
El COSCURRO que mordisquea, guarda en su interior, nada más que moho, lo arroja al suelo que se moja, descomponiéndose en migajas que ni un avecilla querría manducar.
Se quita el PLASTRÓN del cuello y escudriña un buen sitio para endelgarlo.
Lo ata fuerte y después se lo anuda al pescuezo, donde antes lo llevaba de adorno.
En el último aliento una SIZIGIA enorme y luminosa alumbra el cielo.
Los ojos del tipo se oscurecen y el arrepentimiento del hecho muere con él.


Ivonne

En SIZIGIA de octubre, y con arte de mago, tranformó un pequeño y CAPITIDISMINUIDO almacén de viejos recuerdos, en PLASTRÓN y traje de estampa. El COSCURRO en pan fresco y el VULTO entristecido, rasgado de cicatrices, en ojos claros y vivaces como aquel abanico de miradas que de pequeño el sabio profeta le regaló.


Altafulla

Los domingos, con un silbido éramos convocados a la mesa donde nos esperaba un huevo frito plano como un PLASTRÓN, con un COSCURRO del día anterior y tal vez algún torrezno ya reseco. Nunca vimos un filete como tampoco vimos una SIZIGIA, pero salimos adelante con sonrosado VULTO, más del aire serrano que de las carencias de nuestra dieta, porque por mucha bendición del CAPITIDISMINUIDO párroco, siempre éramos diez a la mesa y casi nunca había más que para cinco.


Gabriel (El del Ferry)

Este encantamiento debe realizarse en la SIZIGIA de plenilunio.
Toma un puñado de hojas de almoraduj y machácalas en un mortero de piedra.
Agrega aceite de corto y pimpollos de cicuta y continua moliendo once minutos.
Para mayor efectividad se recomienda que el almoraduj sea recogido de una mata que haya sido cobijo y lecho de amantes.
Escribe con el preparado las iniciales del ser amado en tu pecho y cúbrelo con un PLASTRON de color rojo. El sobrante frótatelo por el VULTO, en particular sobre los ojos.
Sigue la recomendación de no comer ni un COSCURRO durante los siguientes tres días, a riesgo de quedar CAPITIDISMINUIDO.
Ahora si, solo espera y el amor vendrá a ti.


Viec

Estimado, si se siente CAPITIDISMINUIDO, aquí una receta infalible:
Al atardecer vístase elegante con terno y PLASTRON, instale una mesa en el jardín –si lo tiene, sino solo al aire libre-, coloque el mejor VULTO que pueda, como reza aquello “al mal tiempo buena cara”, tome uns trozos de COSCURRO, remójelos en leche y acomódese a disfrutar la SIZIGIA, tal vez coja un ligero resfrío al halo de la noche, pero le aseguro, se sentirá como nuevo.
Para servirle.


Zeta

El tango se baila así:
Te arreglas tu mejor PLASTRON,
Buscas una bella Dama.
Luego, si ella acepta
tomas su cintura y
a la distancia de un CASCURRO pequeño,
(que pueden sostener al principio entre frente y frente)
intentan un ocho, VULTO concentrado en no perder el paso.
Cuando te salga un seis, en vez de un ocho,
no le digas, me siento algo CAPITIDISMINUIDO,
susúrrale la melodia del tango en custión,
y ya verás la SIZIGIA inolvidable.


Ojo humano

Se acostó vuelto hacia la ventana, CAPITIDISMINUIDO rogó a su dios mirando el espectáculo de la SIZIGIA, el VULTO hacia el cielo, apenas un susurro.
Alucinado observó que el de la funeraria tenía preparado el PLASTRON y tomaba medidas con discreción mientras masticaba un trozo de COSCURRO. Lloró arrepentido de la indolencia que gobernó su vida, el descuido de su salud, la nequicia de sus actos.
Ha pasado un par de años, vive al borde de la vida, sospecha que tiene sus días contados y ¿quién no?


Crysolidan

Mi querida flor,

Aquí me tienes un día más
Mordiqueando este COSCURRO...

Puedes llamarme asno... mas no burro
Pues desde que me he quedado sin curro
No hay día sin hastío y desgana: ¡me aburro!

Me pongo el traje de pingüino y el PLASTRÓN
¡Sí!, ese que siempre dices que te gusta mogollón
Pero... ¿sabes, guapa?, no hay trabajo ni ocupación
Que consiga enfundado en esta indumentaria de bufón

Y es que, tal vez sean los hados, igual me falta la suerte...
Quizá necesite una SIZIGIA que cambie mi sino de muerte...
Niña, bien sabes que hacer sonreir el VULTO no es mi fuerte...

Mujer, entiende, hoy estoy francamente hundido, deshecho, jodido...
Por siempre antihéroe de la doble C: ¡El Capullo CAPITIDISMINUIDO!

******



Saturday, September 29, 2012

16 - ¿POR QUÉ HE DE SER UN GAZNÁPIRO ENAMORADO?



******

Altafulla

Entre los fuertes olores a brea de aquel PUDRIDERO lleno de quillas abiertas, cabestrantes oxidados y cuadernas desnudas, apoyado sobre una abandonada MAMPARRA mientras creía estar en el ALCÁZAR de un blanco velero, escribió una sentida EPÍSTOLA a su amada tal como había hecho cada tarde en los últimos cuarenta y ocho años. Después, el enamorado GAZNÁPIRO llevóse la carta a casa depositándola en el baúl donde guardaba todas las misivas escritas desde el día aquel en que la conoció.


Ivonne

Presiento que el sinnúmero de EPÍSTOLAS que recibió el sustraído capitán están apiladas en un cofre.
Y el cofre? No sé. Tal vez en su armario, cerca de la habitación.
Desde su ventana que mira al ALCÁZAR, el joven observa una penosa situación en el PUDRIDERO.
El capitán con gesto apurado y mirada incierta, de espaldas a la MAMPARRA, dibuja una cruz en la arena. Y recuerda la escena del pudridero.
-El cofre está vacío.
Solo a una GAZNÁPIRA enamorada se le ocurren estas ideas.


Eva Moreti

-¿Cómo vas a relacionarte con un pelafustán? Te llevará a vivir a algún PUDRIDERO, seguramente. Tú que has vivido en un hogar con ALCÁZAR, auto a la puerta, una flota de MAMPARRAS ¿me puedes decir qué esperas de ese GAZNÁPIRO?
-Pues, escribe.
-¿Sabe escribir?, vaya novedad. Cheques sin fondo, tal vez.
-EPÍSTOLAS, escribe cartas en periódicos, comenta noticias.
-¿Crees que con notitas se compran huevos?
-Tal vez no, el amor es lo que importa.
-Amor, ya te veré viviendo de amor, qué niñita.
(Historia repetida a través de los siglos).


Gabriel (El del Ferry)

Esta MAMPARRA anclada
este PUDRIDERO
esta EPÍSTOLA sin sellos sin enviar
este ALCÁZAR etéreo, este encierro
de GAZNÁPIRO de celo
que no sabe de olvidar
...
No abuses de mi inspiración,
No acuses a mi corazón
Tan maltrecho y ajado
Que está cerrado por derribo.
Por las arrugas de mi voz
Se filtra la desolación
De saber que estos son
Los últimos versos que te escribo


Ojo humano

Insumiso el GAZNÁPIRO, hasta el final de sus días murmura, se queja, agrede. La doctora mueve la cabeza “¿cómo ha llegado a este estado?, hombre, este pie es un PUDRIDERO, dice con impaciencia.
Sufrió la cortadura cuando se subió al ALCÁZAR a sacar aquel tesoro, una EPÍSTOLA antigua que estaba en la hendidura de la muralla, según el investigador un gran descubrimiento, tal vez datara del siglo tercero.
Hombre irreflexivo (recuerda la MAMPARRA perdida y cómo derivó a un trabajo tan riesgoso), independiente, dominador, abomina de su situación, todo por un hallazgo que no podrá disfrutar.


Crysolidan

En esto que estaba el maestro Otsil, jefe de la inteligente tribu de los Umayux, presidiendo la sala de sabiduría del ALCÁZAR, dictando la EPÍSTOLA de sacro conocimiento a su discípulo Otnot:

-Otnot, presta atención, pues debes tomar nota del ejemplar castigo que será impuesto a los 5 grandes tontos de la tribu

-Sí, maestro, soy todo oídos...

-A Omem el memo, le ordeno limpiar la cuadra de las llamas flatulentas

-A Ocirrob el borrico, le impongo la tarea de pescar la ballena zullenca con la MAMPARRA sagrada de la tribu

-A Oripanzag el GAZNÁPIRO, le exijo que parta sin demora en busca del legendario ornitorrinco pedorrero...

-Y a Etoz el zote, le conmino a que recapacite sus acciones, meditando en el PUDRIDERO de la rosa hedionda durante 27 días y 27 noches...

-Modélicos castigos, mi maestro... pero, dígame... ¿qué hay del quinto gran tonto?

(El maestro sonríe, cruza sus manos, y clava la mirada en su discípulo, hablando lentamente...)

-Por último, a ti, Otnot el tonto, por ser el ignorante más grande de la tribu, incapaz siquiera de leer su propio nombre al revés, te ordeno que acompañes al resto de tontos en cada una de sus misiones en pos del apestoso sendero de la sabiduría...

;-)

*****

Saturday, September 22, 2012

15 - TRATADO DE HERMÉTICA HERMENÉUTICA



******

Ivonne

Tú, con cortesía caballeresca,
Yo, con PAUPÉRRIMA entonación,
cual dama de ALMORADUJ
me inclino hacia mis virtudes HERMENEÚTICAS
Y tú, al borde de mi sol.
ACUCIA la del poeta,
TRANSPONEDOR, juglar, mimo y pirueta.


Gabriel (El del Ferry)

Tu, con tu HERMENÉUTICA en amor
Yo, con mi PAUPÉRRIMO entendimiento de la situación
mi miras e iluminas
cual TRANSPONEDOR te llevo en mis brazos

Tu, con gracia te dejas posar sobre la mata de ALMORADUJ
Yo, feliz me poso sobre ti
con ACUCIA inicias el ritual
me entrego rendido y ya soy tuyo


Viec

Tome esta pócima de ALMORADUJ con gotas de alpechín, dijo la terapeuta, le servirá para calmar sus nervios y la pasión que le ACUCIA por esa garrula PAUPÉRRIMA que no lo lleva de apunte. Apacigüe el ánimo, respire hondo, practique alguna ciencia, la HERMENÉUTICA y la teología, por ejemplo, ciencias que se complementan. No hay mejor receta que TRANSPONER los sentimientos, dijo…, en fin… estoy libre hoy y se sonrojó.
Un colofón perfecto si aquella medicina no hubiera sido tan efectiva.


José Antonio

Erase un dómine ducho en HERMENÉUTICA, hábil TRANSPONEDOR de cultura hacia educandos recién desasnados, a la par que docto PAUPÉRRIMO, pues ni chupa portaba y a pesar del hambre que le ACUCIA, solo se sustentaba con unas hojas de ALMORADUJ que otro sabio arrojó.


Laura Aguilar Ramírez

Encontré en un viejo libro, la receta para el amor.
La encontré en un idioma desconocido
y la HERMENEUTICA me ayudó.
Acudí a ella, porque tratándose de amor, me sonó a sagrado.
Me entró la ACUCIA por un PAUPERRIMO ALMORADUJ, para poder crear mi receta.
Un TRANSPONEDOR me ayudó, trayendo uno a mi jardín.

Seguí leyendo:
Necesitas dos hojas. Hecho
Necesitas entregar una a alguien. Entregué una al transponedor y dejé una para mí. Hecho.

La receta dice:
Poner en la boca de cada uno, una hoja
y volverlas a unir. Hecho.


Eva Moreti

Este era un rey que tenía una biblioteca donde se encontraban todos los libros del mundo, incluyendo esos de HERMENÉUTICA difíciles de entender. Sin embargo, la cultura del pueblo era PAUPÉRRIMA ya que al rey y su corte les ACUCIABA el interés por el cine y soñaban con la película “El TRANSPONEDOR”, según se decía era fascinante.
Mandó a preparar obsequios –perfumes de ALMORADUJ y dinero-, para llevar a Hollywood a cambio de una amplia cineteca.
Hoy todos son analfabetos.


Ivonne

Su amante, un estudiante de lenguas exóticas, hacedor de profunda HERMENÉUTICA no conocía el temor. Pocas veces se lo ha visto conmovido, guardaba silenciosamente inasibles momentos de su niñez. Imagenes difusas de azaleas y ALMORADUJ, un PAUPÉRRIMO escrito en griego y la sonrisa de aquella joven mujer que lo TRANSPONE a tiempos de fecunda dicha. Hoy, hilachas de nostalgia, hermética soledad. Solo ACUCIA volver a verla.


Zeta

Su amiga Sor Inés en una helada tarde europea, revisa cuidadosamente los versículos biblícos en pos de una HERMENÉUTICA precisa. Minúsculas interpreaciones, recuerdos de ALMORADUJ, un amor de juventud que la TRASPONE al olvido definitivo de sus encantos. Le ACUCIA volver a su tierra. Un PAUPÉRRIMO presentimiento la arrebata súbitamente de su tarea.


Ojo humano

El teólogo vive de manera PAUPÉRRIMA, pero jamás le ha faltado un buen vino, un perfume de ALMORADUJ combinado con rosas y la compañía de una bella. Su amor a la poesía, la HERMENÉUTICA y la teología lo llevó a vivir en una costa solitaria del Pacífico Sur. Un amor que le ACUCIA, la pasión por aquellas palabras eternas que espera descubrir en el graznido del albatros, en el rugido de las olas y en la belleza del sol que se TRANSPONE al atardecer.


Altafulla

Después de dieciocho años plegando manualmente folletos de medicamentos, la ACUCIA por mejorar el PAUPÉRRIMO salario, le impulsó a apuntarse a un cursillo de TRANSPONEDOR de productos con la esperanza de colocarse en un supermercado. Mientras sorbía la desagradable infusión de ALMORADUJ, preparada con las resecas hojas de aquella mejorana bastarda, pensó que su habilidad manual, el innato sentido del orden, su meticulosidad y su reciente licenciatura en HERMENÉUTICA bíblica, le convertían en candidato idóneo para aquella actividad. ¡Pobre cándido!


Ivonne

Siento como ACUCIA el quererme, me he abandonado en mis PAUPÉRRIMOS pensamientos. Ni ríos, ni mares tempestuosos desalojarán la ALMORADUJ que crece en mis ansias y anhelos de abrazarte. Basta un tramo HERMENÉUTICO de inspiración que TRANSPONGA esta oscura sombra al destellante silbido de la luz.( duele su claridad).


Crysolidan

Cual maestra de hermética HERMENÉUTICA
Tu mente perfora mi psique atomizada...

...Con apremiante ACUCIA
Lees mis pensamientos
Y poco a poco voy cayendo presa de tus ardides...

Siento tu proximidad.
La gravedad se dispara.
Noto cómo tu esencia...
...desactiva una a una mis PAUPÉRRIMAS defensas...

...Y es que ya sea jazmín o ALMORADUJ
Tu perfume siempre te delata...

Ya lo sabes. Ni en mil años lograría derrotarte...
No puedo resistirme a tu subyugante sortilegio,...
...efímero TRANSPONEDOR de intensas emociones...

******

Saturday, September 15, 2012

14 - EL ERUDITO DEL METEORITO



******

Ivonne

Saqué de la HUCHA un lápiz, pinté paisajes llenos de estrellas, el YUGO de la ignorancia y de verde ALPECHÍN el monte. -Es para usted, ERUDITO de mis recuerdos, quizá a mi muerte eleve usted una ENDECHA con el amor y el odio de los sabios, de aquellos que dan sin esperar, de los que callan y con paciencia tallan los sentimientos más puros, derraman luces y aprientan la garganta ante el absurdo.


Anónimo

Mientras escucho el "Local Hero" de Dire Straits,empiezo a desprenderme del ALPECHÍN que posa sobre mis pensamientos al entonar ENDECHAS de desamor....ya es hora de liberarse del YUGO de antiguos amores y convertirme en ERUDITO de la felicidad que solo guarda gratas experiencias en su HUCHA de los recuerdos.


Gabriel (El del Ferry)

Esta ENDECHA no es de amor
Es canto al YUGO del cotidiano trabajo,
al ALPECHÍN del sudor diario,
a la retribución que no alcanza a llenar la HUCHA.
Y es hermandad con cada hombre, que sin ser ERUDITO comprendió que trabajando se gana el pan, la libertad y la alegría.
Se gana la Vida.


Viec

El ERUDITO abrió la HUCHA y compró la pócima de ALPECHÍN al taumaturgo que la promocionaba como medio para abrir los intrincados misterios de la mente, incluso, decía, se puede ver el futuro (sabemos que los eruditos pueden creer cualquier cosa, en realidad, todos podemos creer cualquier cosa).
A los minutos se escucharon exclamaciones, ENDECHAS y quejidos varios acompañados de una lipiria galopante.
Bueno, ante tal desastre ¿podemos hablar de YUGOS en este relato? Compasión con el afectado, por favor.


Altafulla

Los versos de aquel tango repetían la ENDECHA removiendo el sucio ALPECHIN de los recuerdos. Uncida al YUGO de la memoria, ella seguía intentando en vano olvidar lo inolvidable, aquella imagen detenida en el sueño de una larga noche casi infinita, cuando al abrir la HUCHA descubrió con horror las herramientas que supuestamente habían servido al vengativo marido para deshacerse del cuerpo del experto amante, ERUDITO en apasionadas técnicas, posiciones y variantes amatorias que habían alegrado sus dos últimos años.


José Antonio

Desuncío los semovientes del YUGO y maldiciendo la triste vida que le tocó en suerte entonó una ENDECHA, pues a pesar de todo era un ERUDITO del cante mientras agitaba la HUCHA en torno a él, triste es encontrarse en el arroyo esquivando el ALPECHÍN y otras inmundicias que por allí discurren.


Ojo humano

Eliseo mató los bueyes con los que araba, quemó los YUGOS, hizo un buen asado para sus vecinos, se despidió de la familia y se dedicó a la vida ascética de ERUDITO en profecías y ENDECHAS que definirían la vida de sus coterráneos.
Antes de partir en su peregrinaje de nazareo su madre le preparó una marmita, una HUCHA con algunos ahorros y limpió de ALPECHÍN el aceite de oliva para la unción (no hay profeta sin una vasija de buen aceite).


Crysolidan

Dispersa, disuelta, deslavazada… mi mente es una HUCHA de erráticos recuerdos rezumando cual negruzco ALPECHÍN de las anfractuosidades de mi cerebro…

…ERUDITO de la estulticia, por siempre sometido bajo el YUGO de la ignorancia… ¿habrá acaso ENDECHA alguna que cante las penas de mi alma deshecha?...

******

Saturday, September 8, 2012

13 - UN EJERCICIO DESOPILANTE



******

Ivonne

Fue tan contundente el chichón en el OCCIPUCIO que el galeno desató su CÓLERA. -Qué DESOPILANTE, una ALCANCÍA prudujo este semejante espectáculo? No, fue mi vecino, GARRULO y torpe. Fue papá y salió a los cacerolazos. Pura alegría, no más..
¿Qué relación tiene esto señora con su occipucio?


Gabriel (El del Ferry)

...
mientras tanto, el COLÉRICO GARRULO durmió al DESOPILANTE individuo de un ALCANCIAZO en el OCCIPUCIO
...


Anónimo

Cuando vi a aquel GARRULO que se le caía la ALCANCÍA al suelo y se le rompía, me pareció tan DESOPILANTE la situación, que casi me caigo de la risa y me rompo el OCCIPUCIO, y el mismo garrulo, al ver que me reía de su desgracia, se puso tan COLÉRICO que inmediatamente se lanzó, bastón en mano, a atizarme lo más fuerte posible.


Viec

Infundios de escritores chapuceros son los que circulan en la web, la democracia no es DESOPILANTE, ni está dirigida por GARRULOS ilustrados, expertos en retórica, no señores.
Es verdad que coleccionamos algunos milloncitos en el extranjero, solo por precaución, algunos colegas despabilados han vaciado las ALCANCÍAS fiscales, todo eso ocurre en países “bananeros”, por decirlo así, no amerita que se nos provoque dolores en el OCCIPUCIO, ni que nos ofendan con gatuperios COLERICOS. Deberían felicitarnos por la lección que les obsequiamos: jamás confíes ni en tu propia sombra.


Eva Moreti

Cada noche pasaba por mi puerta y pedía una moneda, es para pagar la noche, decía, y luego de recibirla me contaba cualquier historia DESOPILANTE acerca de sus GARRULOS compañeros en el hospicio, reía con el único diente sano que ostentaba como mástil de barco. De un bolso sacaba una pequeña ALCANCÍA de barro, las monedas sonaban nítidas.
Jamás la vi enojada COLÉRICA, impertinente o deprimida.
Cierta noche un golpe seco en el OCCIPUCIO terminó con su vida.
¡Una pena!


Ivonne

Tendida en el jardín mi tía Alberta revisaba su ALCANCÍA, deseperada por la pocas monedas que le quedaban de su jubilación lanzó una DESOPILANTE carcajada. Parece ser que en esos países sudamericanos las aves comprenden el lenguaje humano. No bien estalló su COLÉRICA sensación de desesperanza, los trinos cubrieron el cielo de armónicos arpegios. Soprendida, Alberta por tal escandolosa melodía, y con mueca de asombro, elevó la mirada. Nada en el vacío celeste. Un escofrío corrió desde el OCCIPUCIO hasta su pie descalzo. GARRULO! gritó.
Suspiró, se tendió bajo el sol y cientos de aves silenciosas acompañaron esa ligera pesadilla de verano.


Pioneer123

No sé porque nos pareció tan DESOPILANTE que al GARRULO del pueblo se le callese una ALCANCÍA en el OCCIPUCIO y ENCONLERIZASE.


Ojo humano

Mi amiga S. ha tenido que acudir al Hospital de urgencias por una lesión al OCCIPUCIO, situación nada de DESOPILANTE que la tiene a maltraer, a pesar de todos los medicamentos, masajes y genuflexiones ante la virgencita, en la que cree a pie juntillas. En la cama contigua una GARRULA COLERICA masculla amenazas contra un marido ausente que –según ella-, le ha robado todos los ahorros de su ALCANCÍA, y al que en tanto aparezca le hará pagar caro su delito, sacando de entre sus ropas un facón de proporciones espeluznantes.
Mi amiga ha pedido el alta ipso facto, considerando el dolor preferible a ser testigo de vaya a saber una qué tragedia matricida.


Crysolidan

-No sé por qué te ríes, la verdad, veo que todo esto te parece inmensamente DESOPILANTE…

-¿Y no lo es?

-Me sentí como un auténtico GARRULO, ¿sabes?, y todo por no saber… ¡¡una maldita palabra que seguro que ni siquiera viene en el diccionario!!

-¡Eh!, tranquilo, baja esos humos y no te pongas COLÉRICO… ¡sí que viene!, la vi un día en el blog ese raro... "La Llave del Mundo"...

-¿¿Pero esa no es la tarjeta American Express??

-No, la página es una especie de ALCANCÍA de palabras curiosas, que lo sepas… Sea como fuere, cuéntame otra vez cómo pasó…

-Estaba con la doctora, explicándole mis molestias en el cuello, y entonces ella me preguntó si sentía algún dolor en la zona del OCCIPUCIO…

-Sí, sí, ¿y qué le contestaste?

-La miré sorprendido, y le comenté que por “abajo” andaba todo bien y que no creía que tuviese nada que ver con mis problemas cervicales…

-Jajaja, ¡de verdad que eres un cazurro!

-...

******